Escrito por: 12:35 am Norteamericana, Poesía

Manifiesto populista #1

Lawrence Ferlinghetti

 

Margaret Randall en el libro Los Beat, poesía de rebelión, (Bogotá, 2020) recuerda a Ferlinghetti como uno de los poetas Beat de contenido político más directo, con varias piezas importantes de protesta contra el gobierno estadounidense. En homenaje a Ferlinghetti, quien murió el 22 de febrero a la edad de 101 años en EEUU, compartimos uno de sus poemas más celebrados. Agradecemos la traducción al poeta Edelmis Anoceto.

 

 

Manifiesto populista #1

Poetas, salgan del closet,
abran sus ventanas, abran sus puertas,
por mucho tiempo han sido recluidos
en sus cerrados mundos,
desciendan, desciendan
de sus montañas Rusas y Telegraph Hills,
de sus montañas Faro y sus montañas Capillas,
de sus Montes Análogos y Montparnasses,
de sus estribaciones y montañas,
de sus carpas y domos.
Aún caen los árboles
y ya no nos haremos a los bosques.
No hay tiempo de sentarse en ellos
mientras el hombre incinere su propia casa
para azar al cerdo
no hay canto a Hare Krishna
mientras arda Roma.
Arde San Francisco,
la Moscú de Mayakovsky incinera
el combustible fósil de la vida.
La noche y su Caballo se aproximan
devorando la luz, el calor y el poder,
y las nubes llevan pantalones.
No hay tiempo para que el artista se oculte
encima, más allá, detrás de los escenarios,
indiferente, limándose las uñas,
refinándose fuera de la existencia.
No hay ahora juego para nuestros jueguitos literarios,
no hay tiempo ahora para nuestras paranoias e hipocondrías,
no hay tiempo ahora para el temor y el odio,
ahora solo hay tiempo para la luz y el amor.
Hemos visto las mejores mentes de nuestra generación
destruidas por el aburrimiento en las lecturas de poesía.
La poesía no es una sociedad secreta,
tampoco es un templo.
Las palabras secretas y los cánticos ya no sirven.
La hora del om ha terminado,
llega el tiempo del lamento,
el tiempo del lamento y el regocijo
por el próximo fin
de la civilización industrial
que daña al Hombre y a la tierra.
Ahora es el tiempo de mirar afuera
en plena posición del loto
con los ojos bien abiertos,
ahora es el tiempo de abrir tus bocas
con un nuevo discurso,
tiempo ahora de comunicarse con todo ser sensitivo,
todos ustedes «Poetas de las Ciudades»
que cuelgan en los museos incluyéndome a mí,
todos ustedes poetas de poetas que escriben poesía
acerca de la poesía,
todos ustedes poetas de los talleres de poesía
en plenos arrabales de Norteamérica,
todos ustedes amaestrados Ezra Pounds,
todos ustedes singulares irracionales afligidos poetas,
todos ustedes pre-enfáticos Concretos poetas,
todos ustedes poetas del sexo oral,
todos ustedes poetas de baño público gimiendo ante los grafitis,
todos ustedes que se columpian en trenes clase A y no en abedules,
todos ustedes maestros del haiku de aserradero en las Siberias de Norteamérica,
todos ustedes norealistas ciegos,
todos ustedes auto ocultos supersurrealistas,
todos ustedes visionarios de alcoba y agita propagadores de closet,
todos ustedes poetas Groucho Marxistas
y camaradas de la clase ociosa
que se tiran todo el día y hablan del proletariado de la clase obrera,
todos ustedes católicos anarquistas de la poesía,
todos ustedes negro montañeses de la poesía,
todos ustedes Brahims de Boston y bucólicos Bolinas,
todos ustedes madres supervisoras de la poesía,
todos ustedes hermanos zen de la poesía,
todos ustedes suicidas amantes de la poesía,
todos ustedes melenudos profesores de la poesía,
todos ustedes críticos de la poesía que se beben la sangre del poeta,
todos ustedes policías de la poesía,
dónde están los hijos salvajes de Whitman,
dónde las grandes voces que se pronuncian
con tono dulce y sublime,
dónde la visión renovadora,
la nueva visión del mundo,
la elevada canción profética
de la vasta tierra
y todo lo que en ella canta
y lo que con ella nos relaciona.
Poetas, desciendan
a las calles del mundo una vez más
y abran sus mentes y sus ojos
con el deleite visual de antaño,
aclaren sus gargantas y alcen la voz,
la poesía ha muerto, larga vida a la poesía
con temibles ojos y fuerza de búfalo.
No esperen por la Revolución
o esta estallará sin ustedes,
dejen de mascullar y alcen sus voces
con nueva poesía expansiva
con una sensualidad común en «la esfera pública»
con otros niveles subjetivos
con otros niveles subversivos,
un diapasón para el oído interno
que golpee bajo la superficie.
Canten aún sobre sus dulces seres
aunque también pronuncien el mundo en unidad
la poesía como el transportador común
para conducir al público
a lugares más elevados
que aquellos a que lo conducen otras ruedas.
La poesía aún cae del cielo
sobre nuestras calles abiertas.
Todavía no han colocado las barricadas
las calles todavía están repletas de rostros,
bellos hombres y mujeres aún caminan por ellas,
bellas criaturas por doquier
en los ojos de todos los secretos de todos
allí aún sepultos,
los hijos salvajes de Whitman aún duermen allí,
se despiertan y andan al aire libre.

(1976)
De Los Beat, poesía de rebelión, Escarabajo Editorial, Bogotá, 2020.
Selección, introducción y notas Margarett Randall
Traducción: Edelmis Anoceto

 

 

Populist Manifesto #1

Poets, come out of your closets,
Open your windows, open your doors,
You have been holed-up too long
in your closed worlds.
Come down, come down
from your Russian Hills and Telegraph Hills,
your Beacon Hills and your Chapel Hills,
your Mount Analogues and Montparnasses,
down from your foot hills and mountains,
out of your tepees and domes.
The trees are still falling
and we’ll to the woods no more.
No time now for sitting in them
As man burns down his own house
to roast his pig.
No more chanting Hare Krishna
while Rome burns.
San Francisco’s burning,
Mayakovsky’s Moscow’s burning
the fossil-fuels of life.
Night & the Horse approaches
eating light, heat & power,
and the clouds have trousers.
No time now for the artist to hide
above, beyond, behind the scenes,
indifferent, paring his fingernails,
refining himself out of existence.
No time now for our little literary games,
no time now for our paranoias & hypochondrias,
no time now for fear & loathing,
time now only for light & love.
We have seen the best minds of our generation
destroyed by boredom at poetry readings.
Poetry isn’t a secret society,
It isn’t a temple either.
Secret words & chants won’t do any longer.
The hour of oming is over, the time for keening come,
time for keening & rejoicing
over the coming end of industrial civilization
which is bad for earth & Man.
Time now to face outward
in the full lotus position
with eyes wide open,
Time now to open your mouths
with a new open speech,
time now to communicate with all sentient beings,
All you Poets of the Cities’
hung in museums, including myself,
All you poet’s poets writing poetry about poetry,
All you dead language poets and deconstructionists,
All you poetry workshop poets
in the boondock heart of America,
All you house-broken Ezra Pounds,
All you far-out freaked-out cut-up poets,
All you pre-stressed Concrete poets,
All you cunnilingual poets,
All you pay-toilet poets groaning with graffitti,
All you A-train swingers who never swing on birches,
All you masters of the sawmill haiku
in the Siberias of America,
All you eyeless unrealists,
All you self-occulting supersurrealists,
All you bedroom visionaries and closet agitpropagators,
All you Groucho Marxist poets
and leisure-class Comrades
who lie around all day
and talk about the workingclass proletariat,
All you Catholic anarchists of poetry,
All you Black Mountaineers of poetry,
All you Boston Brahmins and Bolinas bucolics,
All you den mothers of poetry,
All you zen brothers of poetry,
All you suicide lovers of poetry,
All you hairy professors of poesie,
All you poetry reviewers drinking the blood of the poet,
All you Poetry Police—
Where are Whitman’s wild children,
where the great voices speaking out
with a sense of sweetness and sublimity,
where the great new vision,
the great world-view,
the high prophetic song of the immense earth
and all that sings in it
And our relation to it—
Poets, descend
to the street of the world once more
And open your minds & eyes
with the old visual delight,
Clear your throat and speak up,
Poetry is dead, long live poetry
with terrible eyes and buffalo strength.
Don’t wait for the Revolution
or it’ll happen without you,
Stop mumbling and speak out
with a new wide-open poetry
with a new commonsensual ‘public surface’
with other subjective levels
or other subversive levels,
a tuning fork in the inner ear
to strike below the surface.
Of your own sweet Self still sing
yet utter ‘the word en-masse’—
Poetry the common carrier
for the transportation of the public
to higher places
than other wheels can carry it.
Poetry still falls from the skies
into our streets still open.
They haven’t put up the barricades, yet,
the streets still alive with faces,
lovely men & women still walking there,
still lovely creatures everywhere,
in the eyes of all the secret of all
still buried there,
Whitman’s wild children still sleeping there,
Awake and sing in the open air.

(1976)

 


Lawrence Ferlinghetti nació en 1919 y falleció a los 101 años en 2021. Ejerció el arte y fue una referencia cultural medular. Poeta, pintor, activista social y cofundador de City Lights Booksellers and Publisher. Ferlinghetti, uno de los autores políticamente más activos entre los Beats, ha escrito poesía, narrativa, teatro, crítica de arte y guiones de cine, y ha ejercido además la traducción. Su libro más conocido es A Coney Island of the Mind (1958), una colección de poemas que ha sido traducida a nueve idiomas y vendido más de un millón de ejemplares.

La composición que ilustra este post fue realizada a partir de una fotografía del artista Chris Felver

 

año 1 ǀ núm. 3 ǀ enero -febrero 2021
Last modified: marzo 18, 2021
Cerrar
error: Contenido protegido

Yo vengo a ofrecer mi poema

Antología de resistencia

SELECCIÓN & CURADURÍA 

Fredy Yezzed, Stefhany Rojas Wagner

y Eduardo Bechara Navratilova

ISBN

978-958-53033-3-1

PRECIO ARGERTINA 

AR 1,700

PRECIO COLOMBIA

COP 80,000

Estrellas de mar sobre una playa

Los poemas de la pandemia

AUTOR

Margaret Randall

 

ISBN

978-958-52793-1-5

PRECIO ARGENTINA

ARS 500

PRECIO COLOMBIA

COP 40,000

En este asombro, en este llueve

Antología poética 1983-2016

AUTOR

Hugo Mujica

ISBN

978-1-950474-15-8

PRECIO COLOMBIA

COP 35,000