Escrito por: 3:56 am Asiatica, Poesía

Disparar el Cañón / 打炮

Yang Li

 

Considerado uno de los miembros más destacados de la poesía de vanguardia en China, Yang Li es también un prolífico escritor, cuentista y ensayista. Este largo poema que conjuga lo antisolemne y lo erótico con gran fortuna fue escrito en el año 2000. Expresamos nuestra gratitud a Isolda Morillo, quien lo tradujo en exclusiva para Abisinia Review.

 

 

 

 

Disparar el Cañón

1. Sobre un pecho henchido
yace henchido otro pecho
entre pecho y pecho, el mundo entero
espera apacible: la noche del 3 de agosto de 1980 d.C.
entre una llovizna y ráfagas de viento
disparé el primer cañón de mi vida.
En medio de la penumbra,
sólo mi glande inyectado emanaba un albor rojizo.

2. Veinte años después
la batalla continúa, el retumbo de los disparos del cañón
llega a mis oídos a través de la ventana. Oigo
una voz cristalina,
un retrete que se vacía;
y un sollozo.
La noche oscura cobija estos sonidos,
emboscados como soldados bajo la sombra de un árbol.
En un lugar al sur de
Chengdu, en China,
también oigo a
una mujer sorprendida.

3. Esto es “disparar el cañón”, esto es
el disparo, el cañón del disparo
Esto es el disparo del cañón, es un todo, es un acto.
Un feroz acto.
Súbitamente, se abre la ventana
el proyectil del cañón surca el cielo nocturno con su luz ámbar.

4. En el gran salón vacío
La luz resplandece.

5. Un hombre y una mujer
Conforman el acto de disparo de cañón;
un hombre y una, o dos, o tres mujeres,
también conforman el acto de disparo de cañón;
un hombre, dos o incluso tres hombres
y una mujer, o innumerables mujeres,
también pueden conformar el acto del disparar el cañón;
un hombre sólo,
si así lo desea, puede conformar el acto de disparar el cañón;
sin embargo, una mujer sola no puede conformar el acto,
a ella le queda complacerse sola.

6. Xiao Wang no está de acuerdo
según Xiao Wang “disparar el cañón
sólo se refiere a hacerlo con cuerpos comprados.

7. Afirmo que Xiao Wang se equivoca.
Porque con cuerpos comprados uno a veces sólo conversa,
a veces desnudos
uno siente el deseo de abrazarse,
y no necesariamente de disparar.
En todo caso, si el proyectil no se dispara,
la esencia del disparo del cañón no existe.
Xiao Wang, a tu edad,
deberías de hablar menos y aprender más.
La potencia del proyectil depende de la potencia del cañón.

8. Suena el teléfono. De’er dice: vamos a disparar el cañón.
Efectivamente, hoy el clima es propicio,
paso a recoger a Xiao Wang
en mi Santana blanco.
Brilla sobre la autopista el sol de otoño,
en el camino comentamos acerca de una “animadora”, acerca de
la hermosa Ping y Qiaomei, la del “pico de oro”.
Xiao Wang dice que le gusta Qiaomei.

9. ¿A quién no le gusta Qiaomei?
Cuando ella se reclina sobre tu regazo,
una vida feliz brota de entre sus labios.

10. Hablemos de las torres.
Aquellas torres taciturnas.
Llenas de pólvora.
Al salir de Chengdu, el camino está sembrado de estas torres.
Algunas parecen bunkers, con
sólo una cama, una silla
que en época de paz, todo lugar es idóneo
para disparar cañones,
ya sea en un bunker o sobre una silla.

11. He visitado estos lugares.
Mis amigos De’er, y el Gafas de Encaje
También han visitado estos lugares.
Hemos estado en casa de Qiaomei, en casa de la animadora
De’er se emborrachó
yo estuve muy cerca de embriagarme.
Dije: miren
aquella ventana de enfrente.

12. Las ventanas se abrieron levemente.
En la Casa de Té del Jardín del Sur, le hablé de mi vida,
de la correlación entre mi vida y disparar cañones.
Le conté que hay un tipo de cañón que no se descarga nunca
y aunque se descargue, será insignificante.
Hay otro tipo de cañón que dispara muy lejos, tan lejos,
que nadie conoce su alcance.
Y ese otro tipo de cañón, que explota antes de dispararse,
y los proyectiles que yacen escondidos entre las matas,
cuyo zumbido retumba
cuando sopla el viento
como la voz de un fantasma
como la semilla
que cae de manera precisa
entre tus labios.

13. Pronunció con una breve sonrisa, poniendo de lado las semillas de girasol:
“hace unos cuantos años que no te veo, te has convertido
en un experto en esto de disparar cañones”, dijo ella.
“En realidad, disparar cañones es como actuar,
es la manifestación total de una persona frente a otra,
es tu manifestación frente a mí.
Aquel que tenga suficientes municiones de proyectiles
termina poseyendo al otro.”
A finales de la dinastía Qing, por ejemplo,
las prostitutas se guarecían en los pabellones rojos
o en las seguras noches de invierno.
Mientras, ráfagas de explosivos irrumpían
con más fuerza, intensidad y ruido que un trueno.
Aquel era el año 1874, copos de nieve, olor a pólvora y colores resplandecientes
se deslizaban sobre el suelo.

14. Las mujeres emiten estridentes alaridos durante toda la noche
Yo dije: es que se acerca el clímax,
otra lancha cañonera que se hunde bajo el mar.

15. Y también está el amor: el amor extramatrimonial, el amor de una noche, el primer puro amor; y los misiles Scud: el fuego del cañón que ilumina el rostro pálido de una joven mujer en la oscuridad;
También está la lluvia, la lluvia que cae sin cesar, la lluvia de aquella noche
y la lluvia de esta noche
la lluvia intensa y la lluvia ligera;
también está el dinero: el cual conté una y otra vez
quizás por su aspecto confuso, pero sobretodo por
aquella persona
que se retiraba silenciosamente por la puerta trasera;
también está la policía, las luces de la policía, y los coches de la policía
que se aceleran parpadeando.
Tomaste mi mano y pusiste tu cabeza sobre mi hombro,
así nos alejamos por la calle bañada por la lluvia.

16. Silencio en medio de la noche
escribo las palabras “disparar cañones“,
y espero:
Espero que salga el sol
en esta ciudad sombría,
sé que traerá el clima propicio para disparar cañones,
y un estado de animo aún mejor;
espero la luna
entre la ternura excesiva que merodea la sala privada de la discoteca
“Abrázame, abrázame”, la escuché suplicar
como si escuchara una bala de cañón penetrar una placa de acero;
por supuesto, espero a alguien
a aquella que ahora se está duchando
mientras el vapor del agua caliente cubre su cuerpo desnudo
yo percibo desde su pecho hasta sus labios vaginales
la fragancia del jabón Lux;
también, espero entrar,
mientras ella sueña con una pantera negra que atraviesa su sueño
en aquel pueblo remoto del oeste de Sichuan.

17. ¡Qué fuerte! Lo admito,
pero insisto con mi pregunta: ¿entre tantas esperas,
acaso alguna vez me esperaste a mi?
Yo no.
Todo está oscuro
sólo mi glande inyectado emana un albor rojizo
disparar cañones, lo es todo.

18. Derribar es una acción.
Pero ¿derribar qué? Por ejemplo, derribar aviones,
es otra acción.
La vida, es tan corta (30.000 días)
Por cada derribo, te queda uno de menos
Cada derribo es uno menos, no uno de más.
Por ello, a derribar con todas tus fuerzas
hacia un lugar más hondo, más lejano, más oscuro.
Las doncellas abandonaron sus hoces
para venir a la ciudad.

19. Le dije a De’er: Escribí un cuento
sobre disparar cañones,
y el protagonista está basado en ti.
Porque De’er
indudablemente ha disparado mucho
si bien casi nunca ha estado enamorado
y suele avergonzarse intensamente
al encontrarse frente a frente con una mujer.

20. Pero, quiero agradecerle su vergüenza.
Quiero agradecer a todas las vergüenzas por habernos brindado dicha oportunidad.
Quiero agradecer tu llamada, agradecer aquel soleado y tranquilo patio:
y aquel enjambre de abejas volando entre las flores.
Como balas doradas.
Agradezco, porque este agradecimiento va seguido de esperanza.

21. Todo esto encierra cierta juventud y tristeza.
Un grupo de mujeres exclama:
El batallón de artillería de los Qing está de regreso.

22. Solo vine por tus manos.
La cojo en mis brazos, le abrazo por tan solo cinco o diez segundos:
Esta corta estadía no esconde
ninguna trama.
Como, por ejemplo, unos recuerdos.
Frente a la Compañía de Valores del Sur
te vi arquear la cintura para atarte los zapatos.

23. Te vi arquear la cintura para atarte los zapatos.
Aquella es una postura;
con tu cabeza inclinada y tu trasero empinado,
esas son otras posturas;
y cuando una ráfaga de viento te levantó la falda
que sostuviste con tu mano extendida,
aquella fue otra postura;
“lanzar una bala de cañón
a la cima del Himalaya”
esa es otra postura
imaginada por He Xiaozhu.

24. Elijo una postura de pie.
También puedo elegir la posición sentada.
Pero, si Ma Li está en la bañera
elijo entonces otra postura más pertinente.

25. Ahora, Ma Li está frente a la ventana,
elijo entonces emprender vuelo.

26. Frente a una ventana que da a la calle,
yo y ella
permanecemos en esta postura.
Entretanto,
vi a un niño correr bajo la ventana
detrás del niño le seguía su abuela.
Le dije: mira por la ventana,
y ella levantó la cabeza.

27. Al mismo tiempo,
un autobús se detuvo en el patio,
y un hombre descendió del auto.
Llovía fuerte, el viento también pujaba,
el hombre regresó rápidamente al auto.

28. Y frente a la ventana que da a la calle
ella seguía con la cabeza erguida.

29. Llama a la madame, dijo De’er
o mejor, llama directamente a la hija de la madame, volvió a decir De’er
aún nos quedan dos botellas de tinto seco “Gran Muralla”,
bebamos primero.
La vida nocturna siempre empieza así,
cuando una de esas señoritas te pone antes un preservativo.
Entonces llega la madame,
acompañada de sus tres hijas.
Entra el camarero sosteniendo nuestro tinto seco.
¿Dónde está Pingping? De’er le pregunta a la madame,
Pingping, ella ya está ocupada.

30. No se olvide del condón.
Para una mujer olvidarse de los condones
¿es como un soldado que olvida su arma?

31. Condones, barras de labios, mensajes en caracteres chinos,
aceites milagrosos de la India, cigarrillos, dinero Renminbi
aquellos secretos que guarda nuestra ciudad
con la familiaridad que estos evocan.
Y la píldora azul, en forma de diamante, una píldora americana.
Y mi ansiedad, mis angustias y mis anhelos
de paz…anhelos buenos.
Enciendo un cigarrillo,
observo a las señoritas desfilar una detrás de la otra.

32. El ruido y las chispas de la sierra eléctrica del edificio de enfrente
destruyen el cielo sombrío
de esta ciudad.
Los obreros con sus cascos rojos
de pie sobre el techo de los edificios.
Queremos disparar cañones.

33. Empecé a disparar a los dieciocho años
hasta hoy, han pasado veinte años
cada vez que me adentro en el cuerpo de otra persona
guardo aún invariablemente buenos sentimientos
ahora, en medio de este crepúsculo solitario
estoy de pie en el balcón
y escucho lo que me cuenta el alma
mientras, un avión sobrevuela mi cabeza.

34. A continuación ofrezco cinco notas sobre el tema de disparar cañones:

a. Esta noche a las 8 en punto, te espero abajo de tu casa.

b. Hace dos meses que no me viene la menstruación.
Dime tú ¿qué hacemos?
no puedes poner tu felicidad
por encima del sufrimiento de los demás.
……………………..Tu Li.

c. Tengo hartas ganas
te vine a buscar, no te encontré
mi corazón está vacío.

d. Aparta a esa mujer
cambia las sábanas y el edredón
límpiate bien,
nuestras noches deben de ser puras.

e. Soñé que nuestra casa se incendiaba
me cogiste en tus brazos y saliste corriendo desesperado,
yo estaba desnuda
me acurrucaba apaciguadamente en tus brazos
me gustó tanto este sueño
que no quería despertar.

35. A continuación presento seis recomendaciones relacionadas al tema de disparar cañones:

No dispare si no sabe con claridad el motivo,
No es por temor a alguna trampa, es que
hay que tener cuidado en no dañarse el cuerpo;

No dispares el cañón después de haber conocido mucho tiempo
a alguien (en todo caso, no lo hagas a la ligera)
de lo contrario, el proyectil terminará lastimándote a ti mismo;

c. No dispares cañones demasiado cerca,
la razón es básicamente la misma que la anterior;

d. No dispares cañones sin preparación previa;

e. No se te ocurra pedir dinero prestado para ir a disparar cañones;

f. Guanghua dijo: “No hay que disparar cañones al vacío”.

36. El coche ha llegado al distrito
es tarde por la noche
busco un lugar para disparar cañones.

37. Busco eternamente un lugar para disparar cañones
todos los días de mi vida
se escriben en la torre del cañón y esto no podrá cambiar jamás.
Como a veces la alegría
o el dolor fortuito
o aquello que dejo
y aquello que vuelvo a llevar conmigo.
Xiao Yang me espera en casa.
Ma Li se moja en la bañera
Qiaomei está trabajando:
Hermosas melodías surgen de sus labios
es tarde por la noche
la flauta de Qiaomei se mece sobre el aire nocturno,
desde la sombra de los árboles y los edificios, y desde el charco
bajo el poste de luz, se despide un tenue albor.
De pronto, el mundo se detiene,
un largo callejón se presenta ante mis ojos.

38. Y me trae de vuelta
al gran salón vacío
donde la luz resplandece.
Donde la luz brilla: es la torre del cañón
que aparece en mis sueños (espeluznante)
y todo es real
y no cambiara nunca.

 

Poema escrito en el año 2000
© Traducción de Isolda Morillo

《打炮》

1.在高高的乳房之上

是另一座高高的乳房。

在乳房和乳房之间,整个世界

正静静地守候着:公元1980年8月3日夜

下着毛毛细雨,有点风

我打响了我生命中的第一炮。

四周一片漆黑,

只有我充血的龟头泛着微微的红光。

2.二十年后

战争还在进行,打炮的声音超过窗户

传进我的耳朵。只听见:

尖锐如玻璃的声音

抽水马捅哗哗的声音

和哭泣的声音。

漆黑的夜晚笼罩在这些声音中

就像士兵们埋伏在深深的树影下面。

在中国成都

更靠南的地方,我还听见

一个女人的惊呀。

3.这就是打炮,这就是

打炮的打,就是打炮的炮

就是打炮的全部、一切、和某一下。

狠狠的一下。

窗户猛地推开

一颗炮弹带着它橙黄色的光芒划过夜空。

4.宽大、空洞的客厅

灯光明亮。

5.一个男人加上一个女人

构成了打炮的全部事实;

一个男人,加上两个、甚至三个女人,

同样构成了打炮的全部事实;

一个男人,两个、甚至三个男人

加上一个女人,或无数个,

还是构成了打炮的全部事实;

一个男人他自己,

只要愿意,也可以构成打炮的全部事实;

一个女人却不能,

一个女人只能叫手淫 。

6.而小王不这样认为

小王说:打炮

专指嫖妓。

7.我敢肯定小王的说法是错误的。

就说嫖妓:有时候我们仅仅是谈谈心,

有时候脱了衣服

仅仅是搂在一起,

我们未必一定要打。

炮弹没有出堂,

打炮的实质根本就不存在。

小王啊,在你这个年龄,

最好还是少说多学。

打炮的力量和炮弹本身的力量都在其中。

8.手机响了。得二说:我们去打炮。

今天的确是打炮的天气,

我开上白色的

桑塔纳,叫上小王。

秋天的太阳照着远效的高速公路,

我们一路上说着“啦啦队”的队长,说着

漂亮的萍和“金哨”巧梅。

小王说:他喜欢巧梅。

9.谁不喜欢巧梅呢?

当她俯身在你的怀里

幸福的生活就从她的嘴里开始。

10.从炮台开始。

从静悄悄的炮台开始。

硝烟弥漫。

出成都,沿途都是这样的炮台。

有的像一座碉堡,有的

就只是一间床,一把椅子

对于和平年代,碉堡还是椅子

都是我们打炮的地方。

11.我来过这些地方。

我和我的朋友,比如得二和花边眼镜

都来过这些地方。

我们在巧梅那里,在队长那里

得二喝得大醉

我也喝得离醉不远。

我说:你们看

前面那扇窗户。

12.窗户微开。

在南草坪茶坊,我对她谈到了我的生活

以及这种生活和打炮的关系。

我说:有一种炮永远无法打响

有一种炮打响了也没有任何意义

有一种炮打得很远,远得来谁也不知道

有一种炮尚未打出就已经爆炸

有一种炮深掩杂草之中

风一吹,曾经的“隆隆”之声

就从杂草中隐约传出:

像鬼的声音

像一粒瓜子

准确的落在你的嘴里。

13.她微微一笑。她将瓜子轻轻放下

“几年不见,你对打炮

如此精进。”她说,

“其实打炮就是表演。

它是一个人对另一个人的完全呈现,

是你对我完全的呈现。

谁拥有充足的炮弹

谁就拥有对方。”

比如说晚清,妓女们纷纷躲进红楼

以及比红楼更为安全的

冬天的夜晚。

炮火连天,炮声比雷声更大、更多、更响

那是1874,大地上飘舞着

雪花、硝烟味、和鲜艳的颜色。

14.还有女人的尖叫彻夜响亮

我说:高潮降临

又一艘炮舰沉没海底。

15.还有爱情:婚外的,一夜的,初恋纯洁的;

还有飞毛腿:炮火照亮黑色中

一位少妇惨白的脸庞;

还有雨,不停下着的雨,那一夜的雨

和这一夜的雨

大雨小雨;

还有钱:我返复的清点

因为它复杂的图案,更因为

有一个人

正从后门悄悄地离开;

还有警察,警灯,警车

飞驰和闪烁。

你挽着我的手,并把头靠在我的肩上,

我们沿着雨后的大街逐渐远去。

16.夜深人静

我写下“打炮”这两个字,

开始等待:

我等待出太阳

对这个阴暗的城市

它肯定会给我打炮的好时光

和比打炮更好的好心情;

我等待出月亮

太多的温柔和缠绵弥漫在夜总会的包间

“搂着我,楼着我,”我听见她的祈求

就像听见炮弹击穿钢板;

当然,我现在在等待一个人

她正在浴室洗澡

水的热气遮闭了她赤裸的身子

从乳房,到阴唇

我都闻到了“力士”的香味;

我还等待进入

在川西偏远的小镇

她梦见黑豹奔跑在她的梦里。

17.力量啊!我承认

但我必须追问:在你这么多的等待中

你等待过我没有?

我没有。

四周一片漆黑

只有我充血的龟头泛着微微的红光。

打炮,意味着一切。

18.打,是一个动作。

打什么?比如说打飞机,

那却是另一个动作。

生命如此短暂(三万天)

打一次,少一次

少一次,并不等于多打了一次。

所以,打,拼命打

往更深、更远、更暗处打。

少女们放下她们的镰刀

来到城市。

19.我对得二说:我写了一篇

关于打炮的小说

其主人就是以你为原型。得二

他肯定打过很多的炮

却肯定谈过很少的爱情

当面对女人

他深深羞愧。

20.我要感谢他的羞愧。

我要感谢那些为我们提供机会的每一个羞愧。

感谢你给我的电话以及阳光下面宁静的花园:

一群蜜蜂在花丛中飞翔

像一颗颗金色的子弹。

我感谢,并且为我的感谢而期待。

21.这其中包含了青春和伤感。

一群女人惊呼:

大清炮队又来了。

22.我只是为了你的一双手而来。

握着她,仅仅握着五至十秒:

这短暂的停留,并没有隐藏

更大的阴谋。

比如回忆。

在南方征券公司门前

我看见你变腰去系鞋带。

23.我看见你变腰去系鞋带,

这是一种姿势;

对于你俯下的头和昂扬的屁股,

这又是另外的两种姿势;

当时一股风吹起你的裙子,

你伸手去按住它们,

这还是一种姿势;

“送一颗炮弹

到喜马拉雅山顶”

这是何小竹

想像的姿势。

24.我选择站着的姿势。

我也选择坐着的那种姿势。

马丽在浴缸里

我就选拔适合浴缸的姿势。

25.现在,马丽在窗前

我选拔飞翔。

26.在临街的一扇窗前,

我和她

以这样的姿势进行。

正进行中,

我看见一个小孩从窗下跑过

小孩的外婆跟在小孩的后面。

我说:你看窗外

她就抬起她的头。

27.与此同进,

一辆大巴停在院子里,

一个男人从车上走了下来。

雨好大,风也好大,

这个男人又快速的跑回车上。

28.而在临街的窗前

她还抬着她的头。

29.把妈咪叫来,得二说

或者直接把妈咪的女儿叫来,得二又说

还有长城干红,两支

我们先喝酒。

夜晚的生活总是这样开始,

就像一个小姐先要给你戴上避孕套。

然后妈咪来了,

并且带着她的三个女儿。

然后是服务生,拿着我们的干红。

萍萍呢?得二问妈咪,

萍萍已经上台。

30.不要把避孕套忘了。

对于任何一个女人而言,把避孕套忘了

是不是等于战士忘了自己的枪?

31.避孕套、口红、汉显传呼、

印度神油、香烟、和人民币

我们这个城市所能拥有的秘密

拥有的亲切内涵。

以及蓝色的、菱型的、一粒美国的药片。

以及我的焦噪、烦恼、和希望平静的

愿望……美好的愿望。

我点燃一只烟

望着那些小姐一个个走了进来。

32.对面楼房上电锯的声音和火花

打破了这个城市

阴暗的天空。

工人们戴着红色的安全帽

站在楼房顶上。

我们要打炮。

33.我从十八岁开始打炮

到今天,已经有二十年时间了

每一次我都怀着一种善意的心情

进入另一个人的身体

时至寂寞的黄昏

我站在阳台上

倾听我内心的言说。

一驾飞机从我的头顶上飞过。

34.下面是关于打炮的五张便条:

a.今晚8点,我在你家楼下等你。

b.我已经两个月没有来月经了,

你看怎么办?

你不能为了自己的快乐,

就忘了别人的痛苦。

你的丽。

c.我好想

我来找你,未遇,

心里空得很。

d.把那个女人赶走

把床单和被子换掉

把你洗干净,

我们的夜晚应该是纯洁了。

e.我梦见我们家烧房子

你抱着我拼命的往外面跑,

我赤裸着身子

安静的卷缩在你的怀里

我好喜欢这个梦

我不愿醒来。

35.下面是关于打炮的六个禁忌:

a.说不出任何理由的炮不要打,

小心阴谋?不,

小心会打坏自己的身体;

b.认识一个人时间长了才打得上的炮不要打

(至少不要轻易打)

否则炮弹爆炸时会误伤自己;

c.太近的炮不要打,

其理由和上面基本相同;

d.不打无准备的炮;

e.更不要借钱去打炮;

f.光华说:不打空炮。

36.车到县城

已是深夜

我正在找打炮的地方

37.我永远都在找打炮的地方

生命的每一天

都被描写在炮台上而不可改变。

比如有时的欢乐

有时的痛苦。

又比如我放下我的东西

我又拿起我的东西。

小杨在屋里等我

马丽在浴缸里洗澡

巧梅正在工作:

一曲曲优美的旋律她嘴里吹出

正是深夜啊

巧梅的萧声飘浮在夜晚的空气中,

树影,楼房的影子,以及路灯下的

一团水渍,泛着微弱的光。

世界突然静止不动

一条长长的小巷展现在我的眼前。

38.它让我重新回到:

宽大、空洞的客厅

灯光明亮:那是我梦中的

炮台(太可怕了)

一切都是真的

并且永恒不变

 

 

 

Yang Li nació en Sichuan, China, el 3 de agosto de 1962. Comenzó a escribir en 1980. Es uno de los fundadores del influyente movimiento poético No-No (1986), grupo cuyos miembros enarbolaban una poesía contraria a lo solemne, lo culto, la retórica, y el lirismo cuasi-romántico del período temprano post-Mao. El movimiento No-No sentó las bases para Sin-sentido, la escuela creada por Yang Li a la cual se ciñe en la actualidad: “Uno de los objetivos de la poesía es lograr que el lenguaje pierda su sentido”, reza uno de los puntos de su “Manifiesto del Sin Sentido”. Yang Li ha dirigido varias revistas de poesía independientes, como No-No que existió desde finales de los 80 hasta mediados de los 90. En los años 80 funda la revista clandestina “La Peste”, en honor a la novela de Albert Camus. Es también uno de los representantes del grupo “Tercera Generación”, conjuntamente con Wan Xia, Yu Jian y Han Dong, entre otros poetas. Actualmente es el editor jefe de “Los Borradores”, en honor a Alain Robbe-Grillet, una publicación literaria anual independiente, que publica libros de poesía como sello independiente, y otorga cada año un premio a las obras literarias.

La composición que ilustra este post fue realizada a partir de una ilustración del artista Kikukawa Eizan

 

año 1 ǀ núm. 4 ǀ mazo – abril  2021
Last modified: marzo 18, 2021
Cerrar
error: Contenido protegido

Yo vengo a ofrecer mi poema

Antología de resistencia

SELECCIÓN & CURADURÍA 

Fredy Yezzed, Stefhany Rojas Wagner

y Eduardo Bechara Navratilova

ISBN

978-958-53033-3-1

PRECIO ARGERTINA 

AR 2,500

PRECIO COLOMBIA

COP 80,000

Estrellas de mar sobre una playa

Los poemas de la pandemia

AUTOR

Margaret Randall

 

ISBN

978-958-52793-1-5

PRECIO ARGENTINA

ARS 800

PRECIO COLOMBIA

COP 40,000

En este asombro, en este llueve

Antología poética 1983-2016

AUTOR

Hugo Mujica

ISBN

978-1-950474-15-8

PRECIO COLOMBIA

COP 35,000